Fortalecer la cooperación de las autoridades policiales, judiciales y fiscales en América Latina y el Caribe.

El proyecto buscó mejorar la capacidad de cooperación internacional de las autoridades policiales, judiciales y fiscales de los países socios en la lucha contra las redes de crimen organizado transnacional. Por lo tanto tuvo como objetivo mejorar las capacidades de las agencias de cumplimiento de la ley y las autoridades fiscales para llevar a cabo investigaciones complejas y fortalecer el intercambio de información e inteligencia a nivel regional y transregional. Esto se hizo a través de la consolidación de AMERIPOL (Comunidad de Policías de América), con la provisión de capacitación y equipamiento a las Unidades de AMERIPOL en los países del proyecto. Adicionalmente el proyecto aporto el sistema piloto SIPA (Sistema de Información Policial de AMERIPOL) especialmente diseñado para permitir comunicación e intercambio de información segura.

El proyecto que terminó en diciembre 2015 fue implementado por un consorcio de Estados Miembros de la UE liderado por FIIAPP (La Fundación Internacional y para Iberoamérica de Administración y Políticas Públicas).