Boletín de noticias – Semana del 1 de febrero

La Secretaría de Seguridad del Ministerio de la Nación en Argentina comenzó la implementación del proyecto AIRCOP. La primera camada de 18 agentes pertenecientes a Seguridad Aeroportuaria terminó  su entrenamiento para integrar la Fuerza Conjunta para operar el sistema a partir de julio.

En el marco del quindécimo aniversario del Plan Colombia, el Presidente colombiano Juan Manuel Santos fue invitado por el Presidente Barack Obama a una visita oficial a Washington para celebrar el evento. Durante una intervención en el Instituto de Paz de Estados Unidos, Santos declaró que los acuerdos de paz con las FARC están a punto de finalizarse.

Chile y Argentina firmaron un acuerdo para avanzar en las obras de pasos fronterizos y puntos en común para reforzar la lucha contra el narcotráfico. Según el ministro chileno del interior, el objetivo del acuerdo será “poner en común temas de trabajo coordinado para enfrentar a las organizaciones criminales”.

Durante la IV Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (CELAC), Panamá subrayó la importancia de la cooperación internacional como medio indispensable para combatir la criminalidad organizada, y, en particular, el tráfico de drogas, en tanto que este delito, y el blanqueo de capitales asociado al mismo, presentan una naturaleza transnacional.

El diario argentino “La Voz del Interior” publicó noticias sobre el último informe del Barómetro de Narcotráfico y la Adicciones en la Argentina, en el que se advierte sobre el aumento del tráfico de drogas ilegales en el país.

El Partido Acción Nacional y el Partido de la Revolución Democrática de México pidieron a la Comisión Bicameral de Seguridad Nacional un protocolo para evitar infiltraciones del crimen organizado en candidaturas.

La Policía colombiana desarticuló una banda dedicada al tráfico de estupefacientes en Bogotá que estaba compuesta por 31 personas. Entre los traficantes se han identificado 14 agentes de policía que  se encuentran presos también. La banda estaba implicada en una red que persuadía a los menores de edad, para propiciar el consumo de estupefacientes en planteles educativos de la zona.