Boletín de noticias – Semana del 20 de Julio

La Policía de Investigaciones Chilena decomisó 24,5 kg de marihuana distribuida en 60 envoltorios, en el marco de un control de vehículos en un túnel  en Lonquimay.

Un presunto narcotraficante colombiano fue arrestado en Ecuador por estar supuestamente involucrado en tráfico de drogas y tener vínculos con las FARC además de otras organizaciones criminales.

Las autoridades venezolanas arrestaron un ex-capitán y un ex-teniente del Ejército, ambos presuntamente relacionados con el tráfico ilegal de estupefacientes. Uno de ellos estaba buscado por la Interpol.

La policía peruana incautó un cargamento de 250 kg de clorhidrato de cocaína en un contenedor en el Puerto de Callao. Las drogas iban a ser enviadas a Europa, donde se estima que su valor final es de unos US$10 millones.

La Comisión Nacional de Seguridad comunicó que los policías federales detuvieron en Toluca, Edomex, a cuatro personas que transportaban 100 kilos de cocaína, una maquina contadora de billetes y 400 mil pesos en efectivo en un vehículo.

En el Aeropuerto Internacional Jorge Chávez en Callao, la División Portuaria Antidrogas incautó un cargamento de bidones con más de 130 kg de cocaína liquida que iban a ser exportados de Perú a Panamá.

Un cargamento de 190 kilogramos de cocaína fue detectado e interceptado por la policía peruana dentro de un contenedor en el Puerto de Callao. El contenedor iba a ser enviado a España camuflado entre paquetes de pimentón.

El Gobierno brasileño militarizará sus fronteras con el Paraguay y la Argentina para oponer un fuerte combate a los crímenes de narcotráfico y contrabando.

Un conductor fue detenido en la aduana entre Bolivia y Argentina mientras transportaba 135 kg de cocaína en su vehículo. Los agentes aduaneros descubrieron las drogas cuando pasaron por el escáner el vehículo proveniente de Bolivia para un control rutinario.

Tres laboratorios al servicio del narcotráfico fueron localizados y destruidos por la Armada Nacional en el departamento colombiano de Nariño.

Un cargamento de 725 kg de cocaína, presuntamente perteneciente al Clan Úsuga, fue incautado en  Bocas del Toro, costa caribe de Panamá, tras un intercambio de información entre las autoridades colombianas y panameñas.

Dos costarricenses y un salvadoreño sospechosos de ocultar 15 kg de cocaína en un autobús que venía de Panamá fueron detenidos en la zona fronteriza costarricense de Paso Canoas.